Mi Rincón de Verano

· 1 comentarios
Este verano va a ser el último antes de entrar en el "mundo real" y quiero recordarlo todo, quiero sentirlo todo. Y como no hay nada que me haga sentir más las cosas que cuando escribo sobre ellas, este será "Mi Rincón de Verano"

Reseña: Hush Hush - Becca Fitzpatrick #1

· 0 comentarios
Enamorarse no formaba parte de los planes de Nora Grey. Nunca se había sentido especialmente atraída por sus compañeros de instituto, a pesar de los esfuerzos de su mejor amiga, Vee, para encontrarle una pareja. Así era hasta la llegada de Patch. Con su sonrisa fácil y sus ojos que parecen ver en su interior, Nora se siente encandilada por él a pesar de sí misma.
Tras una serie de encuentros aterradores, Nora no sabe en quién confiar. Patch aparece allí donde va y parece saber más sobre ella que su mejor amiga. Imposible decidir si debe darse por vendida y sucumbir a sus encantos, o salir huyendo y esconderse. Y cuando intenta encontrar algunas respuestas, descubre una verdad que es más perturbadora que nada de lo que Patch le hace sentir. Porque Nora está en medio de una ancestral batalla entre inmortales y los que han caído, y cuando se trata de escoger bando, la elección equivocada puede costarte la vida.


No puedo creer que este haciendo una reseña luego de leer este libro por cuarta vez.  Creo que es un poco exagerado de mi parte haberlo leído tantas veces, pero juro que siempre lo hice porque quería hacer una reseña y no recordaba mucho. Obviamente la reseña nunca llego. Hasta ahora.
La  primera vez que lo leí recuerdo no poder soltarlo y creo que mis ojos se quedaron algo secos de tanto leer.
Nunca había leído nada sobre ángeles caídos así que me pareció una buena idea buscar algo diferente. Ademas, todo el mundo no hacia otra cosa  más que declarar amor eterno a Patch, y tengo una debilidad por los chicos malos así que no tenia motivos para decir que no. 
Nora es una chica común, saca buenas notas, nunca ha salido con nadie, tiene una mejor amiga llamada Vee y vive con su madre quien nunca esta en casa porque supervisa subastas por toda la costa. 
Su vida comienza a ponerse interesante cuando llega este chico a su vida del cual no puede mantenerse lejos, todo cerca de él grita problemas y aunque sabe que es mejor alejarse hay algo en él que simplemente la hace mantenerse cerca.
Lo sé, suena como otro típico libro chica buena que se enamora de chico malo, todo el mundo esta en su contra, el chico resulto no ser tan malo, resuelven sus problemas y están juntos. Siendo sincera eso resume el libro, pero faltan un montón de cosas que son las que lo vuelven diferente, adictivo y teniendo a todo el mundo enamorado de Patch, y me sumo completamente a ese montón de gente. 
Patch es un chico provocador, inteligente e intimidante. Lo que más me gusto de él es su personalidad y la forma en que le habla a Nora.

"-¿Tu nombre? -insistí, deseando que mi voz quebrada estuviera sólo en mi imaginación.
-Llámame Patch. Lo digo en serio. Llámame"

Él la provoca constantemente y me gusta que ella no se deje intimidar. Creo que las personalidades funcionan bastante bien porque aunque Patch generalmente lleva la delantera Nora no se queda atrás y es una chica capaz de tomar decisiones, hacer cosas y no dejar que el destino venga diciendo como debe hacer cada cosa.
Aunque en un inicio parece que será solo otro libro con una temática más que usada poco a poco uno se va dando cuenta que los ángeles caídos, el misterio, la personalidad de Patch que nunca parece seguir una misma linea y siempre deja esa sensación de mm me gusta este chico que irá a pasar ahora? junto con Nora tratando de averiguar que diablos esta pasando y porque su vida es un caos ahora generan un libro interesante, fácil de leer y que te mantienen enganchada hasta la última pagina.
Me costo hacer esta reseña porque cuando se ha leído un libro tantas veces, si bien es cierto uno puede apreciar cosas que en una primera lectura se pasaron por alto, también se pierde eso que sorprendió y cautivó por ser inesperado. 
Me complica hablar del libro en si mismo más que de mi sensación durante y post lectura porque he leído la saga tantas veces que no se exactamente que pasa en cual, ni cuanto recordé la primera vez que lo leí o las cosas que me hubiese gustado destacar porque fue hace más de un año y francamente es imposible que vaya a recordarlo.
Lo que si puedo decir es que me encanta el libro, incluso luego de haberlo leído cuatro veces (una persona normal ya estaría aburrida). Quiero un Patch en mi vida, incluso cuando en la vida real las cosas por lo general no terminan bien. Me gustan pocos personajes literarios femeninos pero Nora es una de ellas, me siento un poco identificada.  Es un libro rápido, y Dios sabe como odio los libros lentos. Algunos de sus diálogos me encantaron, tanto así que incluso los leía varias veces o los escribí aparte solo para recordarlos porque creo que son geniales y como me gusta escribir siempre hay que tener la inspiración cerca y bueno, nunca esta demás de decir que esta recomendadísimo, atrapa y deja con ganas de más!

Puntuación:

Puertas

· 0 comentarios
Trotando con mi mejor amiga comenzamos a hablar de las puertas que hay en la vida, las puertas que uno abre y otras que cierra con candados y cadenas. Cada vez que abrimos una puerta se abre una nueva etapa en los distintos aspectos de la vida. Creo que uno puede abrir muchas puertas, y es mucho mas sencillo abrirlas que cerrarlas. Yo soy buena para dejarlas juntas "Tu dejas algunas situaciones como las puertas que jamas cierran, esas que se abren hacia adelante o atrás" dijo ella. Me di cuenta que tiene mucha razón.
No sé si esto será una cosa mala o será una cosa buena, no sé si debo correr a cerrarlas o apresurarme para abrirlas.
También me di cuenta que hay puertas que he querido cerrar muchas veces pero aún así continúan abiertas. Cada vez que creo que ya no puedo más, que ya es suficiente y decido cerrar la puerta, todo se de vuelve y pienso que en el fondo no es tan malo, que puedo soportarlo. No sé si soy débil por no decir alto o fuerte por seguir aguantando. (Se que puede interpretarse como un circulo de violencia o algo así pero juro que no es el caso. Lo pongo tan vago porque no quiero entrar en detalles).
En mi vida he cerrado pocas puertas y esas pocas están llenas de candados y cadenas. Me costo más que un poco cerrarlas, incluso cuando algunas fueron cerradas de portazo en mi cara yo seguí y seguí intentando que alguien la abriera para mi, supongo que simplemente no quería aceptarlo. Ahora me enorgullece mirar atrás y saber que hice todo lo que pude. No me arrepiento de haberlo intentado. Siempre digo que es mejor arrepentirse de las cosas que uno hace que de las que no, incluso aunque lo repita y ni yo misma lo haga no esta de más siempre tenerlo presente. No quiero mirar atrás y ver que deje puertas cerradas sin siquiera intentar abrirlas y ver que había tras ellas.
Soy joven y me cuesta encontrarle sentido a las cosas ahora, pero tengo la confianza en que en algún momento todo tendrá sentido. No quiero vivir pensando que no lo hace. He pasado demasiado tiempo torturándome por cosas que están fuera de mi control y desesperándome cuando encuentro puertas que no están listas para ser abiertas por mi aún. Basta de eso.
Sé que hay puertas que no puedo abrir completamente pero que tampoco quiero cerrar, es un arma de doble filo con el que estoy dispuesta a jugar. Sé que no voy a abrir las que ya he cerrado y que no voy a volver la mirada atrás para ver con los ojos de la niña que era antes, voy a mirar al pasado desde la puerta que he abierto ahora. Y estoy entusiasmada por abrir todas las puertas que se pongan delante de mi. Voy a abrir tantas como sea posible. Prometo abrirlas con cuidado y cerrarlas cuando me hagan daño. Voy a disfrutar de ellas hasta que no haya nada más que pueda tomar y entonces buscaré otras.

#Meprometodisfrutar

Lo anterior es una reflexión propia. Los invito a reflexionar sobre sus puertas, estoy segura que verán como hay muchas que están ahí listas para ser abiertas, otras que deberán esperar y las más difíciles, esas que debemos cerrar.

Saludos!


Marzo 20

· 0 comentarios
Tenemos miedo a crecer, a mirar con ojos duros y adultos un mundo que da tantas vueltas, muchas, demasiadas, infinitas. Yo tengo miedo a mirar con ojos vacíos un futuro que aún no he tocado, uno que aún no he echo mio. Tenemos miedo a hablar, a gritar como si los pulmones sangraran cada vez que lo hacemos, y entiéndase, que solo por capricho gritamos, una jugarreta de niños, inocente, burda, pero placentera, de esas que vacían el alma, cuando botas tu ultima gota de oxigeno. Tenemos miedo a sentir, ¡Y que me maten ahora si miento! porque todos, el que lee, el que escribe, el que jamas leerá y el que nunca escribió, sabemos, aunque duela, y por Dios que duele, y sin importar que Dios sea el tuyo, el mio, el de nadie, incluso cuando no tengas uno, sabemos verdaderamente, que duele, como piel rasgada del cuerpo a tirones, como clavos ardientes perforadores de carne, como sueños perdidos, así de fuerte duele. Yo tengo miedo a la vida, pero no a esa vida de respirar y morir, tengo miedo a esa vida de correr, a esa vida de suspiros interminables y lagrimas mas grandes que océanos, esa de derrotas, muchas, demasiadas, mas no infinitas, esa vida es mas terrible que cualquier vida que se pueda vivir, no exagero, créanme, pero debo decir, y sin causar alarme, que es la mas linda de vivir, la más emocionante, la única que da placer, placer al alma, placer al cuerpo, esa que al final cuando la vida de respirar y morir este llegando a su fin, quedara en los recuerdos de quienes aún vivan en este mundo que da tantas vueltas, muchas, demasiadas, infinitas, pero que nunca son muchas, ni demasiadas, tampoco infinitas, para quienes solo vamos de paso por este mundo que da tantas vueltas.

Vintage© por Belén Vieparoles :: Plantilla optimizada para Mozila y Chrome :: 2012